Sol Kerzner 1935-2020: visionario hotelero sudafricano dejó una huella indeleble en el sector de la hotelería mundial

LONDRES, 23 de marzo de 2020 /PRNewswire/ -- Solomon (Sol) Kerzner, uno de los hoteleros más innovadores del mundo, fundador del grupo de hotelería Southern Sun, Sun International y Kerzner International, ha muerto de cáncer en la casa de la familia Kerzner, Leeukoppie Estate, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Siempre un inconformista, Kerzner fue un titán del sector de los hoteles y resorts que redefinió la escala y el alcance de los resorts de destino integrado en todo el mundo. Tenía 84 años.

Nelson_Mandela__Sol_Kerzner

 

Hijo de inmigrantes rusos, Kerzner nació en Johannesburgo, Sudáfrica en 1935 en el seno de una familia de clase trabajadora. El menor de cuatro hermanos y el único varón, Sol se crió en un barrio peligroso, pero se encumbraría hasta convertirse en uno de los emprendedores más influyentes en Sudáfrica. Fundador de los dos mayores grupos hoteleros del país — Southern Sun y Sun International — Kerzner llegaría a alcanzar prominencia internacional con resorts innovadores que ayudaron a transformar los sectores del turismo no solo de su país sino también de Mauricio, las Maldivas, las Bahamas, Dubái y otros importantes destinos internacionales. 

Como simple muestra de su complejidad y firme determinación baste señalar que a la edad de 12 años Sol tocó con la Johannesburg Symphony Orchestra al tiempo que, ese mismo año, comenzó a practicar boxeo – primero como un medio de defensa personal en el peligroso suburbio de Bez Valley donde creció y, luego, como un deporte serio. Ni necesita decirse que, al momento de graduarse de la Universidad de Witwatersrand como licenciado en Contabilidad, Kerzner era el campeón universitario de peso wélter.

Para ser alguien que vivió buena parte de su vida bajo la mirada pública, Kerzner era una persona sorprendentemente reservada, y aunque muchos de sus antiguos colegas y socios darán testimonio de su excepcional espíritu de lucha y determinación, pocos sabían que Sol también tenía un lado más tierno.

La carrera de Kerzner en la hotelería comenzó en 1962 cuando decidió abandonar la profesión de contador y compró The Astra, una pequeña posada en Durban, Sudáfrica. Kerzner rápidamente transformó este establecimiento abandonado en uno de los hoteles más populares de la región, un éxito que estimuló el insaciable apetito de Sol por la innovación y que puso de manifiesto una ingeniosidad que sería el sello distintivo a lo largo de los 60 años de su carrera. 

Con tan solo 26 años, Kerzner estaba convencido de que Sudáfrica ofrecía oportunidades en el sector hotelero que iban mucho más allá de lo que entonces estaba disponible en el país. En un momento en el que nadie pensaba que esto fuera posible, Kerzner puso en marcha un proyecto pionero, The Beverly Hills, Umhlanga Rocks, el primer hotel de cinco estrellas en toda Sudáfrica. Construido un tramo de costa desierto al norte de Durban, Kerzner una vez más hizo frente a todos los obstáculos y el hotel se convirtió en un gran éxito que solidificó la reputación de Sol como un preeminente hotelero de Sudáfrica. Kerzner posteriormente construyó el Elangeni Hotel, de 450 habitaciones frente a la playa de Durban y luego se asoció con South African Breweries para establecer Southern Sun Hotels, que para el año 1983 operaba 30 hoteles de lujo con más de 7.000 habitaciones. 

El logro más monumental y controversial de Kerzner fue la creación de Sun City. Aquí, en un área al norte de Johannesburgo que carecía de vías de acceso e infraestructura, Sol imaginó y entregó el proyecto turístico más ambicioso de toda África. Los trabajos comenzaron en 1975, y a lo largo de los diez años siguientes, Kerzner construyó cuatro hoteles, un lago artificial, dos campos de golf Gary Player y un centro de entretenimiento con una arena techada para 6.000 espectadores que recibió a una pléyade de artistas de talla mundial entre ellos Queen, Frank Sinatra, Liza Minelli y Shirley Bassey, y que también sirvió de sede a impresionantes peleas por títulos mundiales y otros muchos eventos espectaculares. Una vez más, Kerzner desafió a los detractores al capacitar a una excelente fuerza laboral y operar Sun City sobre una base absolutamente no racial. Incluso los más cínicos entre los periodistas extranjeros visitantes tuvieron que declararse derrotados al tratar de encontrar racismo detrás de la operación del vasto resort.

Desde sus primeros hoteles, Sol Kerzner se guio por un único imperativo impulsor: 'Deslumbrar al cliente'. Al explorar ubicaciones en los alrededores de Durban, o luego en Mauricio o las Bahamas, si Sol no quedaba 'deslumbrado' por la ubicación, la pasaría por alto hasta encontrar otro tramo de playa donde construir el hotel y resort. 'Segundo mejor' o 'Bastante bueno' nunca fueron opciones para Kerzner ni para los miles de personas que trabajaron para él desde Bofutatsuana hasta Dubái, y esta rara combinación de creatividad y aguda visión para los negocios concedió a Sol una reputación y estatus de celebridad en Sudáfrica.

En 1994, luego de las primeras elecciones democráticas en Sudáfrica, el recién electo presidente Nelson Mandela le pidió a Kerzner que organizara la función VIP de la inauguración presidencial, a la que asistieron la mayoría de los líderes y jefes de Estado del mundo. Fue una ocasión especial que cementó la estrecha relación de Kerzner con él icónico estadista mundial quien dijo de Sol: "Él marca una diferencia dondequiera que va. Sol, ¡gracias por cambiar nuestro mundo!". La de ellos fue una amistad genuina que perduraría hasta la muerte de Mandela en 2013.

En 1994, Kerzner llevó a cabo su primera gran adquisición fuera de África — The Paradise Island Resort en las Bahamas. Aquí, lanzó un importante proyecto de redesarrollo y expansión que transformó a esta propiedad en bancarrota en el extravagante Atlantis Resort, un revolucionario resort de 2.300 habitaciones que incluyó uno de los mayores hábitats marinos artificiales del mundo y el mayor casino del Caribe. Atlantis, con su tema coherente, historia y leyenda mítica resultó extremadamente atractivo para visitantes de todas las edades. La posterior expansión en los hoteles Atlantis of The Cove y The Reef añadió otras 1.100 habitaciones.

Para entonces, Sol estaba trabajando estrechamente con su hijo, Butch, a quien había convencido para que dejara una prometedora carrera en finanzas corporativas y se uniera a él en la empresa, que había sido rebautizada como Kerzner International. El ascenso de Sol y Butch como hoteleros de reconocimiento internacional continuó y en 1996 el dúo de padre e hijo construyó su primer resort casino en Estados Unidos — The Mohegan Sun — una propiedad que hasta hoy en día es uno de los mayores complejos de juegos y entretenimiento en América del Norte.

Ian Douglas, amigo y empleado en varias empresas de Kerzner durante 20 años, al reflexionar sobre los logros internacionales de Kerzner, comentó: "Sol fue alguien que poseía una rara combinación de genio creativo, extraordinaria agudeza financiera y asombrosa energía, la cual derramaba en cada negocio que tocaba. Nunca nada de lo que construyó fue aburrido y nunca persiguió el dinero. Él solo persiguió el éxito. Siempre fue un pionero, siempre en la búsqueda de proyectos más grandes, mejores, nuevos, diferentes, más exigentes y más emocionantes en todo el mundo".

Sol y Butch lanzaron One&Only Resorts, que estableció premiadas propiedades de lujo en las Bahamas, México, Mauricio, las Maldivas, Sudáfrica y Dubái. Fiel a la naturaleza de Kerzner como innovador y perfeccionista, cada propiedad One&Only era única no solo en su diseño y atmósfera, sino que la marca estableció un nuevo estándar en el espacio de resort de lujo casual al ofrecer a los huéspedes la más exquisita de las experiencias en cada posible punto de contacto.

En 2006, Butch Kerzner, quien recientemente había asumido el papel de CEO de Kerzner International, murió trágicamente en un accidente de helicóptero mientras exploraba sitios en la República Dominicana. Sol, quien para ese entonces era el presidente ejecutivo de Kerzner International, decidió retomar el papel de CEO, para continuar el trabajo de la compañía y completar lo que él y Butch habían estado trabajando.

Jeff Rubenstein, un amigo de toda la vida, recuerda bien esos días difíciles: "Sol creía que no importaba de donde vinieras, que si le dedicabas el tiempo necesario, tendrías éxito. Nunca usó las circunstancias o las tragedias que experimentó en su vida como una excusa para el fracaso. Si la tragedia era una carga para Sol, el antídoto era el trabajo duro y siempre dijo, 'solo tienes que arremangarte la camisa y pelear'".

Kerzner prosiguió con la ampliación de la marca Atlantis a nivel mundial con el desarrollo de Atlantis, The Palm en Dubái. Este resort destino de 1.500 habitaciones a un costo de $1.500 millones incluyó el parque acuático y acuario más grande del Medio Oriente, tiendas de lujo y restaurantes con célebres chefs de renombre internacional. Inaugurado a finales de 2008, con el mayor espectáculo de fuegos artificiales del mundo, su asombrosa fiesta de inauguración fue aclamada por los medios de comunicación internacionales y atrajo a celebridades y visitantes de todo el planeta.

En 2009, Kerzner regresó a África para desarrollar el Mazagan Beach Resort de 500 habitaciones en Marruecos y también inauguró el One&Only Ciudad del Cabo, ubicado en el famoso paseo marítimo Victoria & Alfred (V&A). Más o menos alrededor de la fecha de la inauguración del One&Only Ciudad del Cabo, Kerzner dijo: "No hace mucho regresé al Beverly Hills y quedé muy complacido al ver que todavía había seis personas que han estado conmigo desde 1964. Sigue siendo un hotel muy bueno. Pienso que uno tiene que aceptar que con el tiempo experimentaremos buenos momentos, y momentos que no son tan buenos. Pero si miro hacia atrás y me pregunto qué habría cambiado y hecho de forma diferente, no es mucho. Pienso que he sido afortunado por haber tenido una experiencia amplia de la vida en muchas formas. Por tanto, para mí ha sido un viaje interesante. He tenido tiempos duros y tiempos buenos y a través de todos ellos siempre he estado decidido a ver cumplida la tarea. No puedo imaginarme haciendo otra cosa, ha sido muy bueno. ¡He disfrutado cada día que he estado en este negocio!"

En diciembre de 2010, la pasión de Kerzner por la hotelería fue reconocida en la Lista de Honores por el Cumpleaños de la Reina, y se le concedió la distinción Caballero Comendador de la Distinguidísima Orden de San Miguel y San Jorge (KCMG). Sol nunca usó el título y siempre se sorprendía y divertía cuando la gente le llamaba 'Sir Sol'.

En 2012, el One&Only Group anunció proyectos en China, Australia y Montenegro, y al año siguiente se dieron a conocer los planes para el tercer Atlantis Resort en la isla de Hainan en China. También se anunciaron propuestas para la ampliación de Atlantis, Dubái con 800 habitaciones adicionales y más de 230 apartamentos residenciales de lujo en el proyecto inmobiliario Royal Atlantis, con Sol liderando la planificación y el diseño de estos nuevos proyectos para Kerzner International.

En 2014, Kerzner decidió finalmente dejar Kerzner International y retirarse como presidente de la empresa.

El impacto de Kerzner en el sector internacional de los resorts no puede ser subestimado. Desde sus modestos comienzos en la vida, la carrera de Sol abarcó seis décadas durante las cuales estableció más de 80 hoteles y casinos en más de una docena de países. La determinación, perseverancia y monumental ingeniosidad de Kerzner han verdaderamente transformado el espacio del resort de destino integrado, y su huella en el sector puede verse y sentirse en todo el mundo.

A pesar de su estatus de celebridad internacional y de las demandas de mantener una gigantesca reputación empresarial, Sol siempre se mantuvo como una persona intensamente orientada hacia la familia. Andrea, su hija, reflexiona: "Papá nos enseñó valores familiares — no importaba cuán ocupado estuviera, siempre hacía tiempo para nosotros, su familia. Él tomaría una llamada de cualquiera de nosotros en medio de una reunión importante o volaría medio mundo para llegar a la fiesta de cumpleaños de un nieto. Para Papá, su familia lo era todo, era su gozo".

A Sol le sobreviven sus hijos Andrea, Beverley, Brandon y Chantal y diez nietos. Su hijo mayor, Howard 'Butch' Kerzner, murió en 2006.

Sol Kerzner será enterrado en un funeral pequeño y privado con la sola presencia de su familia inmediata.

Foto: https://mma.prnewswire.com/media/1136339/Nelson_Mandela__Sol_Kerzner.jpg   

Foto: https://mma.prnewswire.com/media/1136340/Sol_Kerzner.jpg 

Para obtener más información o comentarios, comuníquese con: 
Nicole Felix, The Phoenix Partnership 
Correo electrónico: nicole@phoenixpartnership.co.za 
Teléfono: +27-82-733-8696

 

Sol_Kerzner

 

FUENTE The Phoenix Partnership